Rumor

Artículo escrito en el año 2007 por Luis Muiño en el blog www.elhabitatdelunicornio.net

Es un artículo que, a pesar de ser escrito hace ya más de 7 años, está tan de moda como entonces. Nos habla de los rumores; un rumor es un mensaje corto que procede de una fuente no formal, que es emitido por y para los miembros de un colectivo determinado, y que tiene un elevado interés para ellos.

Y esto es algo que puede llegar a afectar muchísimo a la reputación de una persona, y es que como dice el artículo, lo que se rumorea acerca alguien tiene más poder en la evaluación que hacemos de esa persona que las observaciones directas. Da igual el comportamiento que observemos en alguien o los hechos probados, siempre tendemos a creernos lo que otros nos han dicho de esa persona o lo que opinen otros de esa persona, y sobre esa base tomaremos nuestras decisiones acerca de cómo nos vamos a comportar con ella.

Lo cual implica que soltado un rumor, la víctima podrá desmentirlo o no pero siempre pesará sobre ella y con el tiempo pasará a formar parte de la memoria colectiva.

Que cierto es ese refrán que dice “Cría fama y échate a dormir”, el problema es cuando esa “fama” es negativa. El rumor tiene un alto potencial manipulador, basta con soltar disimuladamente algo de alguien que te dijo un tercero que se lo dijo una persona de confianza para que la mecha haga su trabajo y todos los del entorno opinen negativamente sobre la víctima del rumor.

Y la empresa es un entorno donde los rumores tienen fácilmente cabida, ¿qué hacer para prevenirlos?. En la empresa como en cualquier otro lugar evitar completamente los rumores es imposible, pero sí se puede actuar para minimizarlos. Cómo, pues intentando que no haya lagunas informativas, instaurando un buen sistema de comunicación formal. Que todos los trabajadores tengan claro para quien trabajan y todos los pormenores de la empresa que les puede llegar a afectar para que así estén tranquilos y con cierta seguridad en su trabajo, de modo que no se produzca la ansiedad o desestabilización que puede llegar a crear el rumor.

Y si el rumor ya salió, combatirlo con información veraz por parte de la persona responsable de la empresa de forma que no haya dudas sobre la procedencia de la verdad.

Ana Díaz.

Anuncios