Etiquetas

, , , ,

El barrio del Albaicín visto desde La Alhambra

El barrio del Albaicín visto desde La Alhambra

Jueves, 3 de julio 2014

Aprovechando que una amiga volvía a Almería para pasar el verano, decidí acompañarla unas semanas y así visitar la parte Este de Andalucía que no conocía, bueno, había ido a Granada pero en una breve visita y hace muchísimos años, así que llenamos de nuevo el maletero del coche de ropa y algo de comida para el camino y rumbo para Granada.

Camino de Granada con Sierra Nevada de fondo

Camino de Granada con Sierra Nevada de fondo

Tras el largo viaje llegamos justo a la hora de comer, así que tras almorzar y descansar un poco desempacamos todo y nos fuimos a dar una vuelta a un centro comercial que estaba cerca (donde me compré una camiseta de Superman por 2 euros). Y para finalizar el día fuimos a cenar a otro centro comercial… (ya iban dos centro comerciales diferentes en menos de 24 horas). Y pronto a descansar que el día siguiente pintaba muy ajetreado.

 Viernes 4 de julio 2014

¡Menudo madrugón! A las 8:30 tenía el pase para entrar a visitar La Alhambra así que el despertador sonó bien temprano, me puse unos zapatos cómodos y empezó mi visita a La Alhambra, ya la había visitado años atrás (unos 11) y casi no recordaba nada. Poco se puede decir de La Alhambra que no se sepa, tanto ésta como el Generalife están declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1984.

La Alhambra

La Alhambra

En cuanto a su historia se remonta al s. XIII cuando Al-Ahmar, fundador de la Dinastía nazarí, se instala en 1238 en la Antigua Alcazaba del Albaicín, llamándole la atención las ruinas de la colina de la Alhambra. Decide iniciar su reconstrucción e instalar en ella la sede de la corte, comenzando la edificación de la Alhambra que hoy conocemos.

Grabados en La Alhambra

Grabados en La Alhambra

La Alhambra fue palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y de soldados de élite; alcanza su esplendor en la segunda mitad del siglo XIV, coincidiendo con los sultanatos de Yusuf I (1333-1354) y el segundo reinado de Muhammad V (1362-1391), etapa en la que destaca la construcción del Palacio de los Leones.

El Patio de los Leones

El Patio de los Leones

La ciudad va creciendo, modificándose, creando nuevos barrios y ampliando las cercas y murallas prácticamente hasta su conquista al final del siglo XV. Después de 1492, la Alhambra quedó establecida como Casa Real con jurisdicción exenta a cargo del Conde de Tendilla. Los Reyes Católicos ordenaron intensas reparaciones sirviéndose en gran medida de artesanos moriscos. El Emperador Carlos V decide, en 1526, la construcción del palacio que lleva su nombre.

La ocupación napoleónica supuso un episodio negativo para la Alhambra, por la voladura producida en 1812, al retirarse el ejército francés. Con la revolución de 1868 la Alhambra queda desligada de la Corona y pasa al dominio del Estado, declarándose en 1870 “monumento nacional”.

Jardines de El Generalife

Jardines de El Generalife

Después de unas 4 horas pateando toda la Alhambra y el Generalife, parando para tomar un aperitivo y recuperar fuerzas, quedamos con unas amigas para comer y fuimos a otro centro comercial a tomar algo y de postre, cómo no, a otro centro comercial (el cuarto), no me disgusta ir a centro comerciales, ya lo he comentado por aquí, pero con uno sólo me bastaba en todo el viaje ;P

Después de comer nos marchamos a descansar porque a las 22:30 teníamos pase para la visita nocturna de La Alhambra y había que reposar los pies para seguir caminando hasta altas horas de la noche.

La visita nocturna es una preciosidad, no se puede entrar en todos los lugares del reciento pero en los que se permite es como ver algo totalmente distinto, recomiendo mucho hacer ambas visitas, ya sea con guía o por tu cuenta, pero desde luego pasear por esos jardines y pisar esos suelos bien merece tiempo y dinero.

La Alhambra de noche

La Alhambra de noche

Son muchos los espacios de este Conjunto monumental los que me sorprendieron, el Patio de los Leones bien merece su fama, todos los tallados y el colorido ya casi inexistente me dejó impresionada, pero lo que más me gustaron fueron las vistas del Albaicín, un barrio de Granada que nos tenía preparadas muchas sorpresas para el día siguiente.

El Albaicín de día

El Albaicín de día

El Albaicín de noche

El Albaicín de noche

Ana Díaz.

Anuncios